martes, 26 de agosto de 2008

La bomba atómica

Todos conocemos muy bien los efectos de una bomba atómica, sin embargo no todos conocemos su funcionamiento. He aquí un ejemplo sobre en qué teoría se basa, de que se compone y de la utilidad a la humanidad que aportó esta bomba.

1º. Conocer la teoría de la relatividad de Einstein ( E=mc² ):

Según su definición, la energía es equivalente a la masa multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz. Es decir, que una pequeña cantidad de materia contiene una gran cantidad de energía. Si por ejemplo una materia de 1 Kg. de peso pudiese transformarse por completo en energía, la potencia resultante sería equivalente a 22 millones de toneladas de TNT.

2º. Composición de una bomba atómica:

Altímetro. Se suelen usar los que simplemente emiten un pulso intermitente que rebotando en el suelo y volviendo a la bomba, determinan la altura según el tiempo transcurrido en el recorrido. Se llama eco-radar. La bomba emite un pulso de unos 4000-4500 MHz, y al instante emite otra onda de alta frecuencia. Ambas frecuencias son recibidas de vuelta y mezcladas electrónicamente para obtener la diferencia de ambas, y de este modo saber la altura. Los pulsos suelen emitirse 120 veces por segundo, y su escala de alturas suele rondar los 3000 metros sobre tierra y algo más sobre el mar. Una altura normal de detonación es la de 2000m.

Cabeza detonadora. Compuesta de una carga explosiva (explosivo plástico) de manera que cuando se alcanza la altura deseada, detona produciéndose una onda de choque esférica uniforme sobre el material fisionable, comprimiéndolo hasta alcanzar la masa supercrítica.

Detonador de uranio. La masa de uranio se divide en dos partes. La mayor tiene forma semiesférica y cóncava que se acopla perfectamente con la más pequeña. Es el esquema fundamental del diseño tipo gun. Ambas partes se encuentran separadas hasta el momento de la detonación, disparándose la masa pequeña contra la mayor para lograr en un instante la masa supercrítica.

Detonador de plutonio. Forma parte del diseño de implosión. Está compuesto de 32 secciones de plutonio-berilio-polonio, todas de igual forma y posición, distribuidas concéntricamente. Todas han de cerrarse en una diezmillonésima de segundo para conseguir la detonación.

Deflector de neutrones. Suele usarse el U.238, y su función es evitar una reacción accidental, además de reflejar las partículas de vuelta cuando se alcanza la masa supercrítica.

Escudo de protección. Sirve para proteger de la radiación natural tanto al personal de trabajo, como al cableado y circuitería de la bomba.

Sistema de armado. Es un sistema de seguridad con el que se evitan detonaciones accidentales. Sin él, la bomba jamás podría estallar.

3º Funcionamiento para la detonación:Para iniciar la explosión se disparan los detonadores que hacen que el material explosivo estalle de la manera más regular posible para que envíe una onda de choque esférica hacia el plutonio. Cuando esta impacta contra él lo comprime y reduce su volumen empujándolo hacia el centro de la esfera hasta que alcanza una densidad suficiente (supercrítica) y se dispara el iniciador de neutrones para comenzar la reacción en cadena que da lugar a la explosión nuclear.

4º Efectos en Hiroshima y Nagasaki:
Se calcula que en los primeros instantes, en Hiroshima, la bomba mató a más de 120.000 personas de una población de 450.000 habitantes, causando otros 70.000 heridos y destruyendo la ciudad casi en su totalidad. En Nagasaki, el número de víctimas causadas directamente por la explosión se estima en 50.000 mortales y 30.000 heridos de una población de 195.000 habitantes. En Hiroshima Toda una zona de 2 km. de radio se transformó en un crisol, que la dejó arrasada como si un fuego infernal y un viento cósmico se hubieran asociado apocalípticamente. Y en kilómetros a la redonda, incendios y más incendios atizados dramáticamente por un vendaval de muerte. Por los restos de lo que fueron calles, empezaron a verse supervivientes desollados, con la piel a tiras, unos desnudos, otros con la ropa hecha jirones. Los que murieron en el acto, sorprendidos en el punto de la explosión, se volatilizaron sin dejar rastro. Tan sólo alguno, situado junto a un muro que resistió la onda expansiva, dejó una huella en la pared, una silueta difuminada de apariencia humana, como una sombra fantasmagórica, que fue en lo que vino a quedar el inmolado. Otros se vieron lanzados, arrastrados por un rebufo arrollador, y se encontraron volando por el aire, como peleles de una falla sacudida por un vendaval. Alguno fue a parar milagrosamente a la copa de un árbol, a muchos metros de distancia de su lugar de arranque.

1 comentarios:

raul dijo...

por que no piensa en curar enfermedades en vez de como asesinar amas jente de una solavez
no es mas gratificante salvar vidas que matar?¿ pues pienso que si